martes, 24 de mayo de 2022

Mi novia... ¿o no?

¡Hola a todos y todas!
En los últimas semanas el blog ha estado inactivo y se debe principalmente a la falta de ganas e inspiración para escribir historias. Por un lado he tenido algunas ideas pero no el tiempo de escribirlas, y por otro lado cuando he tenido el tiempo, simplemente no se da la inspiración o las ganas.


Pero en fin. En las últimas 2 semanas he estado rondando por algunos foros ajenos a blogspot para refrescarme un poco, pero principalmente he tenido algunas conversaciones y cosas interesantes con personas en Reddit. Y justamente la siguiente historia es para una persona de dicha red social. Espero capturar la esencia de lo que buscas, personita jaja.



"MI NOVIA... ¿O NO?"


¿Alguna vez han sentido que la persona con la que están, ya no es la misma?

Este pensamiento ha estado en mi cabeza día y noche desde hace 2 semanas. 

Todo comenzó esa noche de fiesta en casa de mi primo. Mi novia Rubi y yo fuimos a pasarla bien y estuvimos toda la noche bailando y bebiendo como Dios manda, era una noche increíble y todo era risas hasta que vi a lo lejos llegar a una chica muy particular. Mi sonrisa se borró de inmediato cuando me di cuenta que se trataba de Hannia, nada más ni nada menos que la ex de mi novia. Sí, mi novia es bi y ha tenido novios y novias, ahora yo soy su novio actual y ya llevamos casi 6 meses juntos. Sin embargo Rubi menciona constantemente a Hannia, es una relación que fue muy importante para ambas, pues descubrieron su bisexualidad juntas y experimentaron muchas cosas íntimas. 

Por mi parte solo queda escucharla desahogarse y hablar sobre lo que Hannia significó para ella. Y eso es algo con lo que he aprendido a sobrellevar la relación. Rubí todo el tiempo me dice que no debo preocuparme por nada ya que yo soy su novio y ella ha decidido estar conmigo por encima de todos. Lo cual me tranquiliza por dentro.

Durante esta fiesta, vi a Hannia llegar al lugar saludando a algunas personas. Le pregunté a mi primo y me confirmó que efectivamente fue él quien la invitó ya que era amiga suya. 

- "Tranquilo amor, relajate estamos en una party." Rubi me dijo mientras bailaba.

Todo iba bien y decidí relajarme e ignorar la presencia de la ex de mi novia. Los dos seguimos bailando un rato hasta que Rubi me dijo que necesitaba ir al baño. Mientras ella fue, yo me quedé en una mesa sirviendome otro vaso de cerveza platicando con mi primo. 

Mientras le daba un trago a mi vaso, vi a lo lejos a Rubi y Hannia abrazadas muy fraternalmente, y con Hannia poniendo sus manos en las nalgas de mi novia. Esa maldita aun siente cosas por Rubi y lo niega, yo sé que aun la desea y quiere estar con ella a como de lugar.

Apreté mi vaso por el enojo y comencé a caminar hacia ellas pero mi primo y otro amigo me interceptaron para presentarme a una de sus amigas y para que no se arme una escena en plena fiesta.

Perdí a ambas de vista entre la gente y durante casi media hora no supe nada de Rubi hasta que de pronto de apareció atrás de mí tapandome los ojos.

- "¿Quien sooooy?" Dijo en un tono muy juguetón.  Más juguetón de lo normal.

- "Amoor, ¿donde andabas?"

- "Me topé a una amiga y nos quedamos platicando, pero tranquilo no pasó nada, soy yo, Rubi, ¿ves?" Me dijo dando una vuelta modelando su vestido.

- "Sí, eres tú obvio, ¿quien más?" Dije riendo.

Ambos nos reimos un rato y continuamos bailando. Noté que ella bailaba un tanto más sensual y suelta, incluso se pasaba las manos por el cuerpo como si estuviera excitada. Admito que me prendió esa actitud por lo que decidimos irnos de la fiesta y acabamos cogiendo en un motel cercano.

Esa noche tuvimos un sexo increible, ella se movía como nunca antes, me pedía que fuese más intenso y que la besara detrás de las rodillas para excitarse más, lo cual era la primera vez y se me hizo raro pero decidí hacerle caso. No creo haber escuchado a Rubi gemir y jadear tan fuerte antes. 

Después de eso, nuestra relación comenzó a volverse un tanto más... ¿lujuriosa? Rubí tenia ganas de coger todo el tiempo y a diario me mandaba como menos una selfie en ropa interior o ya de plano nudes. Incluso videos de vez en cuando acariciandose frente al espejo.


Nosotros seguimos, yo me adapté a esta nueva manía de Rubi por sentir su cuerpo en todo momento, después de todo, ¿quién no desea que su novia ande caliente siempre?

Sin embargo hace unos días me enteré que Hannia estaba desaparecida desde aquella noche de la fiesta. Todos sus amigos, incluso mi primo estaban en su búsqueda sin poder encontrar nada. 

A pesar de esto, Rubi estaba tranquila y no se había preocupado en lo más mínimo por su ex, era algo extraño, no entendía como podía ser tan apática ante algo asi, incluso yo estaba uniendome a los grupos de búsqueda. Era como si de repente ya no le interesara la existencia de Hannia.

Después de varios días de búsqueda, Hannia apareció, al parecer estaba atada en un armario de su casa pero estaba en shock sin saber qué estaba pasando. No podía hablar y le costaba mantenerse de pie. Algunos doctores incluso decian que su actividad cerebral era mínima, y unos gurus mencionaron que el cuerpo no tenía un alma dentro. Esas son tonterías... ¿verdad?

Sin embargo Rubi se comportaba cada vez más diferente, habia cambiado gran parte de su guardarropa y vestía de manera un tanto similar a Hannia. Nuestra relación era libre de prejuicios por lo que no pregunté nada al respecto. Aunque la curiosidad me mataba, ¿acaso sucedió algo esa noche? ¿Aquella mujer que beso a diario y con la que tengo sexo es Rubi aun?

¿Si el cuerpo de Hannia no tuviera alma... podria acaso...? No, tonterias.

Aunque mi paranoia aumentó aun más ayer cuando Rubi me envió una foto en el salon de belleza haciendose un corte similar al que Hannia tenía en la fiesta. Y al parecer también se compró un collar con una H... aunque Rubi se apellida Hernández asi que puede ser por su apellido... ¿verdad?


lunes, 2 de mayo de 2022

La directora

 Esta es una continuación/spin off de Vacaciones prestadas


Era poco más de medio día en el hotel "Grand Quiroz", un hotel que desde hace algunos meses ha sufrido varios cambios en sus reglas y administración, pasando de ser un hotel familiar a un hotel para parejas y gente adinerada ya que sus costos se elevaron.

Muchos empleados antiguos decidieron renunciar y otros fueron despedidos por los cambios que ocurrían. Y en el caso de los gerentes o enargados de área quienes tenían contacto con la directora, estaban al tanto de que la jefa implementaba rutinas para vigilar las instalaciones y conocer de cerca todo lo que su hotel tenía para ofrecer.

Era poco más del medio día, y en la barra de una de las piscinas del hotel, un empleado veía a una hermosa mujer llegar y ordenar una piña colada.

- "Hey nena, ¿quieres algo más de tomar?". El empleado de la barra le preguntaba a la mujer frente a él. Una mujer hermosa de gran cuerpo, quizas a finales de sus 30's. La mujer estaba vistiendo un traje de baño ajustado que resaltaba sus curvas, tenía el cabello relajado, como recién saliendo de la piscina, y unos lentes de sol que le daban ese toque misterioso.

La mujer simplemente sonrió mientras le daba un sorbo a su piña colada y le daba la espalda al empleado, alejándose lentamente mientras meneaba sus nalgas para el deleite de las personas presentes.

- "Hey nena, nena, ¿a dónde vas? Pensé que ibamos a divertirnos". El empleado le decía a lo lejos con una sonrisa coqueta. La mujer solo giro su cara para bajar un poco los lentes y guiñarle el ojo. Luego de eso se perdió entre la multitud de gente en la orilla de la piscina.

- "Pero qué coños haces, animal? Quítate esa sonrisita de la cara". El encargado regañó a su empleado quien estaba abobado por la mujer.

- "Hey, déjame disfrutar una buena vista, ¿a poco no te prende esa vieja que se acaba de ir?" 

- "Esa "vieja" no es nada más ni nada menos que Martha Quiroz, idiota." El encargado dijo seriamente.

- "¿Quién? ¿Es alguna actriz o algo?"

- "No, es la directora del hotel, osea nuestra jefa, así que quita esa cara de bobo y ponte a trabajar si no quieres que nos corran".

- "¡¿Qué?! ¿La directora?" El empleado dijo tragando saliva. "Sabía que la jefa era una mujer pero siempre creí que sería una señora mayor o amargada... digo, dicen que nunca sale de su oficina por trabajar".

- "Sí, asi era ella, pero de un tiempo acá le gusta dar sus vueltas por el hotel para supervisar de primera mano el servicio... y también se viste muy bien debo confesar".

Los dos empleados continuaban hablando sobre la directora del hotel, mientras la mujer se camuflaba entre el cúmulo de personas que bailaban alrededor de la psicina. En realidad, la directora había sido reemplazada hace meses por Horacio, un exempleado del hotel.


Durante sus primeros días Horacio conoció a su nueva familia y decidió poseer a la hermana de Martha para divertirse en ambos cuerpos. Incluso tenia en mente a su sobrina pero no logró tener la oportunidad. Eso era cuando el deseo dominaba sus pensamientos, pero mientras más tiempo pasaba en el cuerpo de la directora, su mentalidad se acoplaba más a la de ella, incluso llevaba 2 meses sin poseer a nadie, no le interesaba vivir otra vida que no fuese esa.

Martha, era una mujer de 35 años, quien pasó toda su vida trabajando y enfocada completamente a los estudios, por lo que nunca se casó o tuvo muchas parejas ya que le prestaba más atención a su trabajo que al amor. Aun así, ella siempre tenía tiempo para hacer ejercicoo y mantenerse en forma, por lo que tenía un cuerpo esbelto y sexy, el cual mantenía oculto debajo de sus uniformes.

Ella no se consideraba sexy o atractiva, y vestía con ropa holgada, se cubría los pechos con blusas sin nada de escote, tenía el cabello siempre recogido y una mirada seria, como si fuese a despedir a alguien en cualquier momento. 

Pero esto cambió desde la llegada de Horacio. Los empleados vieron como la mujer comenzó a llegar al trabajo vistiendo escotes, faldas cortas y con nuevos peinados. Incluso saliendo en bikini a recorrer el hotel.

Con el paso de los meses, Horacio se adueñó por completo de la vida de Martha. Al inicio su intención solo era utilizar su dinero para darse lujos, viajar y vengarse de sus ex compañeros. Planeaba gastar todo el dinero de su directora para luego cambiar a otro cuerpo más joven o con más dinero. Sin embargo con el tiempo Horacio vio la oportunidad de hacerse más rico. Podía hacer lo que quisiera en el hotel sin que nadie lo juzgara, y poco a poco aprendió a absorber los conocimientos de la mente de Martha, haciéndose una persona excelente para los negocios y la administración. 



Más tarde ese día, Horacio estaba en una junta con otros ejecutivos y accionistas del hotel. Él detestaba esas juntas ya que eran largas y aburridas, además de ser la "única" mujer por lo que no tenía ni siquiera chance de ligar o morbosear a nadie.

- "Entonces..." Uno de los hombres dijo con voz autoritaria mientras volteaba a Horacio. "¿Qué planeas hacer para mejorar la imagen, Martha?" Era un hombre en sus 30's, en buena forma y atractivo.

- "¿Imagen? ¿De qué hablas?" Horacio preguntaba intrigado mientras intentaba no quedarse dormido.

- "El hotel, señora Quiroz, le recuerdo que este hotel lo construyó su padre con mucho sacrificio para ser un escape para las familias y usted lo ha convertido en un hotel para morbosos". Respondió enojado.

Los demás ejecutivos intentaban calmar al hombre, mientras Horacio se estiraba y miraba despreocupado a los demás.

- "¿Morbosos? Jajaja deberías darte una vuelta para regalarte, te hace falta".

- "Martha..." Otro de los ejecutivos, un hombre de casi 60 años la interrumpía. "En los últimos meses has tomado algunas decisiones que dejamos pasar pero nos empieza a preocupar que el hotel pudiera caer en una mala imagen".

- "¿Pero a qué se refieren?"

- "Bueno, primero prohibiste la entrada a menores de edad, luego reemplazaste los cocteles clásicos por bebidas alcohólicas muy pesadas, y ahora está la playa..." 

- "¡Una playa nudista!" El ejecutivo enojado completó la frase. "¿Acaso te parece que queremos esa imagen ante el mundo?"

- "La gente es feliz, nadie soporta vacacionar con niños, y yo les ofrezco esa libertad, no solo para deshacerse de los pequeños, sino de hasta su ropa... y no crean que no he visto cómo miran a las turistas extranjeras que llegan mojadas del mar". Horacio contestaba confiado mientras se ponía de pie.

- "Martha... solo te pido que lo pienses bien". El ejecutivo anciano le dijo de cerca.

- "En fin, si no hay algo más importante o interesante, me retiro".


Afuera en el pasillo, Horacio caminaba meneando sus caderas robadas, mientras la puerta de la sala se abría y el ejecutivo enojado la alcanzaba.

- "¿Qué? ¿Te irás a disfrutar tu playa? Pronto estaremos en la ruina si sigues comportándote como una turista más". Le reclamó. 

Horacio volteó y se acercó al ejecutivo.

- "Vuelve a alzarme la voz, y te juro que..."

- "¿Qué?" Contestó el hombre.

Horacio le soltó una bofetada al ejecutivo, quien se le quedó mirando fijamente. Luego de un par de segundos, el hombre sujeto la cara de Horacio y le dio un beso, al cual Horacio correspondió resultando en un beso apasionado.

Luego del beso, Horacio le dio otra bofetada, pero esta vez era distinta, con menos fuerza y sin intención de lastimarlo sino como jugando. 

- "Ve a tu junta, niño grande". Le contestó Horacio mientras se volteaba y se alejaba.

Luego de eso, Horacio se metió al baño, algo confundido y mirándose al espejo, él se preguntaba a sí mismo por qué había correspondido ese beso si nunca había sentido atracción por otro hombre.


jueves, 14 de abril de 2022

Todas caen



Mira nada más qué cuerpo y qué figura tan escultural. Esta lencería es increíble y resalta las curvas de este cuerpo, de tan solo verme siento como mi piel se eriza y mis pezones se endurecen. Yo sabía que este cuerpo sería la elección perfecta, desde que vi a Katya en la piscina aquel día no me la pude quitar de la cabeza.

Para mi mala suerte, ella supo que yo era un "hopper", es decir que podía poseer cuerpos a voluntad, así que mantuvo siempre su distancia de mí y llevaba un par de amuletos que le ayudaban a escudar su cuerpo ante seres como yo.

Tengo que admitir que Katya lo puso bastante difícil, y es el cuerpo que más trabajo me ha costado tener, pero al final todas caen y ella no fue la excepción. 
Tuve que esperar semanas hasta que ella bajara la guardia y creyera que yo me había ido de la ciudad. Yo poseí a uno de sus amigos cercanos para vigilarla sin que ella supiera, me aprendí sus rutas, sus movimientos, todo. Y cuando tuve la oportunidad me deshice de sus tontos amuletos, teniendo ahora libre acceso a su cuerpo. 

Esa misma noche la cité en el techo del edificio de su departamento para tener una cita especial de mejores amigos. La esperé desde las sombras en mi cuerpo original mientras el cuerpo de su mejor amigo se había quedado encerrado en un almacén.

La vi llegar subiendo las escaleras, tan hermosa y sexy como siempre, usando un vestido fino y holgado que con el viento marcaba su silueta. Ella se sentó en una de las sillas que había preparado para la cita. Y ahí estaba ella, indefensa e incauta, sin saber lo que estaba por pasar.

Me lami los labios mientras salía de las sombras por detrás de ella. Puse mi mano en su hombro derecho, ella volteó sonriendo pensando que seria su amigo, pero su expresión cambió por completo a una de miedo y pánico al verme practicamente sobre ella. Intentó gritar pero le cubrí la boca con mi mano, y por ahí mismo, comencé a introducirme a su cuerpo poco a poco, como un liquido baboso.

Normalmente no me lleva más que un par de segundos para tomar el control de un cuerpo, pero ella era distinta, puso una gran batalla. Luego de unos minutos de lucha, finalmente Katya cedió y tomé el control de su cuerpo. Una gran luchadora sin duda, lo cual me hacía apreciar aun más el cuerpo que ahora poseía. 
Ya no puedo esperar para explorar tu sensual cuerpo y vivir tu vida como hija de padres millonarios. Muchas gracias Katya.

lunes, 11 de abril de 2022

La cosplayer


Comenten aquí abajo qué les pareció la historia y si les gustaría leer sobre algún tema en especial.


 

viernes, 8 de abril de 2022

¿Ahora quien se ríe?




Elena es una mujer que durante muchos años  ha sido aficionada a la gimnasia. Ella disfruta ir cada fin de semana a ver las competencias para apoyar a las chicas de la comunidad. Sin embargo había una mujer en particular que se burlaba de ella todo el tiempo ya que Elena tenía sobrepeso y por eso no participaba.

"Hanna tú eres una mujer muy atlética y ganas casi siempre, no entiendo porque te gusta tanto burlarte de mí y las demás". Elena le cuestionó.

"Porque son unas fracasadas y nunca estarán a mi nivel, en especial tú gorda mantecosa, no te atreves a competir porque seguro te infartas."
Elena se levantó de su asiento para ir hacía Hanna pero las demás mujeres la detuvieron. 

"Tranquilas, tranquilas, no se vaya a agitar mucho la señorita" Hanna dijo en tono burlón. 
Enojada y llena de ira, Elena retó a Hanna a una competencia para demostrarle que ella también podía hacer gimnasia a pesar de su peso y poca habilidad. Hanna aceptó encantada sabiendo que tenía el triunfo asegurado. 

Finalmente el día de la competencia llegó, Hanna sin prepararse mucho estaba dominando la competencia con un puntaje perfecto mientras que Elena ya estaba agotada desde antes de la mitad, su agotamiento era tanto que se quedó desmayada durante unos segundos, segundos durante los cuales sólo podía pensar en lo mucho que desearía estar igual que Hanna para ganarle y darle una lección. 
Elena cerró los ojos y al abrirlos, se encontraba al otro extremo de la pista, miró hacia abajo y notó que tenía un traje identico al que usaba Hanna, y debajo de eso tenía el cuerpo atletico y trabajado de su enemiga.

Milagrosamente había cambiado de cuerpos con ella y ahora podía sentir toda la energía de su nuevo cuerpo emanando de sus poros. Elena terminó la competencia sin ningun problema logrando un puntaje casi perfecto mientras escuchaba el llanto y gritos de su antiguo cuerpo a lo lejos sin entender lo que estaba sucediendo.

"¿Y quién se ríe ahora? Espero que disfrutes de ese último lugar, fracasada jajaja".



Te puede interesar...

La piel de la juventud

 Elena es una joven recién egresada de la universidad. Ella además de ser muy hermosa, es muy inteligente, ya que se graduó con el mejor pro...